La descompactación de suelos para mejorar las cosechas

Los suelos pueden sufrir un proceso de compactación a partir del uso excesivo de maquinaria agrícola y por el pastoreo en campos de cultivos. Esto hace que se conviertan en una superficie dura y seca que impide la filtración requerida del agua y la oxigenación de los suelos. Para evitar que la compactación se produzca lo ideal es el uso de un descompactador de suelo.

El descompactador es una maquinaria agrícola que trabaja bajo la capa superficial, removiendo poco el terreno y haciendo pequeños surcos, pero sin invertir el perfil de la rama o raíz.    

Además del uso de maquinarias pesadas, la luz solar fuerte que incide directamente sobre el suelo o las sequías también ocasiona la compactación. Cuando esto ocurre, el agua proporcionada al cultivo mediante técnicas de riego o la propia lluvia no logra filtrarse de manera adecuada, lo que puede significar que las raíces de las plantas dejen de crecer, se sequen o marchiten. La aireación del suelo es vital en el mantenimiento del nivel de oxígeno en el terreno, para el óptimo crecimiento de las raíces y para otras actividades relacionadas con el cultivo.

El descompactador de suelo es una herramienta necesaria para proteger los suelos. Capaz de remover la tierra superficialmente permitiendo de esta manera que la raíz pueda desarrollarse eficientemente y que absorba la hidratación y el oxígeno que requiera. Además, contribuye notablemente al ahorro del agua ya que permite que esta se distribuya correctamente logrando que penetre en las plantas más fácilmente. La descompactación incrementa la fertilidad del suelo al permitir que los nutrientes de la tierra se mantengan y obtengan el oxígeno necesario.

Fuentes:
https://www.ecured.cu/Subsolador

https://hablemosdeculturas.com/descompactador/


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *